Latest Entries »

04 enero 2009

La falsedad


Si confiamos en el ser humano, tenemos la abierta libertad de creer, en nosotros mismos primero, en los demás después. Pero cuando transgreden la sutil barrera de la confianza, se destroza algo en el alma. Parece que el tiempo se detiene y se llena el universo de un aire denso.

No todo es como lo vemos. Ni como lo sentimos. Ni como lo pensamos.

Los sentidos, engañosos sentidos, nos presentan una realidad que llegamos a interpretar como segura, cuando así los signos nos lo plantean. Si pudiésemos sacar todas las posibles inequidades que las palabras presentan cuando tratamos de confiar en otro, esto sería posible. En su totalidad.

Y aquí aparece la señorita falsedad.

Vestida de fiesta, se infla como pecho de paloma al ver su plan cumplido. LLega satisfecha, ganadora, un peso menos en el cuerpo. Lo hecho, hecho está. Y bien. Logró su objetivo.

María no era tan virgen.

7 comentarios:

Allek dijo...

hola.. espero que tengas un feliz 2 mil 9...
mucha tinta .. y paz-ciencia!!

Blue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Blanc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Blue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 kotto dijo...

y luego de cumplido su plan descubrir "La Falsesdad" uufff...que desilución más amarga se siente no?

Rouge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Caco dijo...

Interesante. Muchas veces la pérdida de confianza se tranforma en un duelo complicado. Sobretodo cuando perdemos la imagen de una persona, cuando nos sentimos decepcionados y ya no sabemos quien es el otro, es realmente la muerte de algo de esa persona y la muerte de algo de nosotros, como tu dices del alma.

Y, por supuesto, la falsedad puede cumplir la tarea de no hacer tan terrible la decepción, y seguimos mostrando ser quienes no somos o como no nos sentimos.

Saludos!